Para muchas personas, pensar que no hay tiempo suficiente para la familia es algo normal y caen en el error de dedicarle el tiempo que le sobra en lugar de aprovechar el tiempo familiar al máximo.
Te compartiré 3 consejos probados.
En una oportunidad, tuve que detenerme a comprar un corta uñas porque al lleva a mi hija al maternal me di cuenta de que no le había cortado las uñas. Esto sucede por dedicar el tiempo de sobra a mi hija después de hacer todo lo demás.
Con un poco de esfuerzo, nuestra familia puede pasar a ser prioridad para nosotras con estos tres consejos:
1. Determina qué es lo más importante en tu vida: 
No tardarás mucho tiempo en descubrirlo. Piensa en lo que haces cada día y toma nota en un papel.

2. Analiza a que dedicas tu tiempo actualmente:

Puede que hagas muchas cosas, pero seguramente hay algo de la lista que consume parte importante de tu tiempo que puedes dejar de lado.

3. Destina tiempo suficiente para lo que tiene mayor importancia:

Los lazos familiares se fortalecen cuando pasamos el mayor tiempo posible juntos.